Empresas gastan más en patentes que en R&D

2012-10-08

Empresas gastan más en patentes que en R&D

Por primera vez, durante el 2011 la inversión de las dos empresas de tecnología más valiosas del mundo fue más grande en pleitos legales y compra de patentes, que en investigación y desarrollo. Sumando al resto de la industria de teléfonos inteligentes, en dos años se ha gastado suficiente como para mandar 8 misiones a Marte.

Así lo publica la investigación del New York Times sobre el uso de las patentes como una poderosa arma en la lucha comercial en el mercado tecnológico, particularmente el de la telefonía móvil.

El tema desemboca en dos grandes aspectos: estrategias de competencia basadas en la propiedad intelectual, y por otro lado, la facilidad con la se protegen ideas que no necesariamente aportan innovación o que incluso nunca llegan a desarrollarse.

Ejemplo del primer punto es la adquisición constante de pequeñas empresas (y algunas no tan pequeñas), por peces más grandes que se benefician del catálogo de patentes de las más pequeñas. Uno de los motivos más comentados de la compra de Motorola por parte de Google, fue precisamente su amplio catálogo. Y este punto tiene una vertiente más peligrosa: la protección extrema de los productos por la vía legal, utilizando innovaciones tan simples como un ícono redondeado, como es el caso de Apple vs. Samsung.

Eso da pie al segundo punto: la concesión de patentes. Con razón o no, una de las frases más recordadas de los abogados de Samsung al perder el juicio contra Apple, fue que se le había entregado a su competidor "el monopolio de los rectángulos con esquinas redondeadas". Por otro lado, el mismo NYT reporta los comentarios de abogados que declaran haber solicitado patentes que nunca se llegarían a desarrollar, únicamente para generar ventaja competitiva contra quienes surgieran con una idea similar.

En México no vivimos esa batalla, pero ¿cómo nos afecta? Al ser consumidores de la tecnología de otros países, usualmente pagamos más por los mismos productos, -por los que sí llegan al país, al menos-. Cuando se entorpece la innovación de las empresas norteamericanas, japonesas, europeas, etc., un efecto probable es el estancamiento del desarrollo tecnológico, así como precios más altos.

Es curioso como los productos que nos facilitan muchos aspectos de la vida pueden tener un aspecto tan intrincado y problemático detrás. Aun así, Apple es por mucho la empresa de tecnología más valiosa, y Google sigue presentando productos y servicios que se meten en cada rincón de nuestra vida digital.



Post Relacionados

  Comentarios
Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Que dicen

Que dicen


ESMAS y el logotipo de ESMAS son marcas registradas. Derechos Reservados © Comercio Mas, S.A. de C.V. 2014.