Velocidad del sonido: barrera superada

2012-10-15

Velocidad del sonido: barrera superada

Felix Baumgartner cautivó ayer al mundo con un salto en caída libre desde más de 39 kilómetros de altura. Rompió records, Twitter y las memes de la internet hirvieron de comentarios de admiración, y por primera vez en la historia, un ser humano se desplazó a mayor velocidad que el sonido sin ninguna propulsión adicional a la fuerza de gravedad.

La velocidad del sonido es variable, depende de las condiciones del medio en el que se desplace. Para fines prácticos, usualmente se habla de la velocidad del sonido en un fluido, ya sea líquido o gaseoso, y la cifra más utilizada es de 1,236 kilómetros por hora, que es la velocidad a la que se desplazan las ondas sonoras en el aire a 20º centígrados y a la densidad que le otorga la presión del nivel del mar. Insistimos, la velocidad del sonido es variable, pero esa es una buena referencia.

El salto de Felix Baumgartner a casi 40 kilómetros de altura lo llevo a desplazarse hasta a 1,342 kilómetros por hora. Eso fue posible debido a que la densidad del aire a esa altura es mucho menor a la que se encuentra en la superficie terrestre, por lo que tuvo menos rozamiento y la atracción gravitacional de la Tierra lo aceleró hasta alcanzar tal velocidad.

De tal forma, Felix Baumgartner alcanzó una velocidad de Match 1.24 (resultado de dividir la velocidad del cuerpo en el medio entre la velocidad del sonido en el mismo medio), por lo cual se puede considerar el primer ser humano supersónico.

La denominación supersónico, no es solo una referencia curiosa. Un cuerpo es supersónico si llega entre Match 1.2 a 5, hipersónico de Match 5 a 10, altamente hipersónico de 10 a 25, y arriba de Match 25, se consideran velocidades de re ingreso a la atmósfera terrestre.

¿Sigue la velocidad de la luz? No. De acuerdo a la Relatividad General de Einstein, nada puede viajar más rápido que la luz, y a esa velocidad el tiempo, la materia y el espacio se observan de una manera completamente distinta a la que nuestra intuición indica.

Más allá de los records, vale la pena retomar las palabras de Felix durante la conferencia de prensa posterior al salto: "Creanme, cuanto estás parado allá arriba en el límite del mundo, te vuelves muy humilde. Deja de tratarse sobre romper récords. Ya no se trata de obtener datos científicos. Se trata de regresar a casa."

 



  Comentarios
Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Que dicen

Que dicen


ESMAS y el logotipo de ESMAS son marcas registradas. Derechos Reservados © Comercio Mas, S.A. de C.V. 2014.