Galaxy Note II: impresiones a 12 horas de uso

2012-11-15

Galaxy Note II: impresiones a 12 horas de uso

Estuvimos en la presentación del Note II en México y no hemos parado de usarlo. Llegó con fuerza en un evento típicamente Samsung -bonito, eficiente y con recursos-, y el smartphone/tablet/algo-más ya está en México de la mano de Telcel. Aquí nuestras primeras impresiones.

El Samsung Galaxy Note II es grande, muy grande, aunque no nos atrevemos a decir que demasiado, eso corresponde a cada usuario. Lo primero que salta al sacarlo de la caja es que parece un Galaxy SIII que se comió un hongo de Mario Bros. Es grande.

La portabilidad

A unas horas de traerlo en la bolsa del pantalón, la sensación no es incómoda, y acostumbrado a tener siempre un aparato en el bolsillo derecho, a los pocos minutos olvidé que lo tenía ahí. La conclusión es que depende del tipo de ropa que utilices, definitivamente habrá momentos en los que se te complicará portar el dispositivo, especialmente en ropa femenina que no suele tener grandes bolsillos, pero sí que cabrá en mucha de la ropa de hombre. De cualquier manera, siempre está la bolsa o la mochila ¿no? Y el Note II tiene buena bocina para que lo escuches de lejos. En mi experiencia, es fácil habituarse a cargar con este dispositivo.

Primeros pasos con el Galaxy Note II

Comenzar a utilizarlo es básicamente como iniciar cualquier otro smartphone Android en el mercado, con la adición de la capa de software que Samsung le coloca encima. El dispositivo incluye Android 4.1.1 Jelly Bean, pero la experiencia de uso es prácticamente la misma que la del Galaxy SIII con Android 4.0 Ice Cream Sandwich. En realidad son dos sabores bien distintos del OS que de alguna forma saben igual en los dispositivos Samsung.

Una vez que se empieza a utilizar el Note II, uno se da cuenta de que no se puede utilizar como un smartphone tradicional. Una sola mano no alcanza para utilizar toda la pantalla y se siente que el aparato se va a caer si intentamos movernos por él con una sola mano, así que casi siempre hay que usar las dos. No quiero ser malinterpretado, esto no es necesariamente un punto negativo, solo es un cambio en el estilo de uso del dispositivo. En resumen: el uso del Note II es más cercano al de utilizar una tableta que al de un smartphone de pantalla pequeña -digamos? un iPhone-.

Claro, el sistema ofrece una configuración especial para que se utilice a una mano, pero no alcanza a sentirse con la seguridad de sostener una pantalla más pequeña. Para mi, dos manos es la solución con el Note II.

¿Smartphone o tableta?

Bueno, ¿y las ventajas de tener un smartphone que parece tableta? Justamente eso. Usualmente me comunico con un Galaxy SIII, mientras llevo una Nexus 7 para leer libros, revistas, ver películas, etc. El Note II está a la mitad entre los dos y me permite hacer lo mismo con un único aparato. La pantalla es más pequeña que la del Nexus 7, pero no incomoda, mientras que después de un par de llamadas, el Note II toma el lugar del SIII sin mayor problema. El asunto, de nuevo, es acostumbrarse a usarlo a dos manos.

¿Dejaré la Nexus 7 a favor del Note II? Difícilmente, pero eso es porque prefiero el Android puro. Es una decisión personal que no tiene que ver con la funcionalidad real del aparato.

El sistema

Como comentaba, el Note II trae Android 4.1.1 Jelly Bean, pero apenas y se nota. Sí, el sistema es muy rápido, pero es prácticamente imposible decir si se debe más a Project Butter o a los 2Gb de RAM y al procesador de cuatro núcleos. Lo que es un hecho es que es rápido, más rápido que el Galaxy SIII y más rápido que la Nexus 7. Comparaciones agrias aparte, el uso del Note II puede ser tan o más fluido que el del iPhone 5 en su mejor momento. Es una bestia de aparato.

La pila

Desde que lo encendí hasta que fue necesario cargarlo pasaron unas 7 horas utilizando WiFi (sin SIM insertada), y solo traía poco más del 25% de la carga que trae de fábrica. Los asistentes que mostraban las funciones durante el evento de lanzamiento me confesaron que utilizándolo como el usuario hard core que llevamos dentro, la bateria dura unas 12 horas. Les creo. Además estoy seguro de que usándolo con normalidad en un día laboral, fácilmente terminas el día con carga.

Las funciones adicionales de Samsung

Uno de los diferenciadores más importantes de los smartphones Samsung es la suite de aplicaciones que agrega, en particular resalta para la S Note. En primera instancia parece una app para tomar notas tradicional, pero los demos demuestran que tiene el potencial de ser un asistente creativo completo. El problema es aprender a usarlo al 100%. No es que sea difícil -no lo es en absoluto-, sino que de verdad tienes que practicar y picarle y picarle para aprender a explotarlo y sacarle el jugo que merece.

Por otro lado, incluye los mismos trucos mágicos del SIII, como gestos de movimiento, apagado por reconocimiento de cara, etc. Una vez que te habitúas a ellos, te preguntas por qué no se habían utilizado antes. Pero siendo honesto, tampoco los extrañas tanto cuando no los usas. Son un agradable agregado que cae muy bien, pero no te cambia la vida.

Otra confesión obtenida de los asesores en el evento de lanzamiento: les tomó ocho horas el entrenamiento dedicado a aprender a utilizar el dispositivo a fondo. El Note II tiene muchas posibilidades qué explotar.

La pluma

Este sí que puede ser el punto que haga que te decidas por la Note II. Si sueles tomar notas, si prefieres la sensación de escribir a la de teclear, o si te gusta hacer garabatos todo el tiempo, es lo tuyo. Incluye multitud de funciones que hacen que la experiencia de uso sea un deleite. No tiene retraso en los trazos, es muy sensible y funciona perfecto. No hay más, es un gol.

Primeras conclusiones (y dos quejas)

Tengo ahora poco más de 12 horas con el dispositivo y me gusta mucho en general. Insisto, es como usar un Galaxy SIII aún más veloz y tabletoide. Definitivamente lo usaría como mi smartphone diario. Sin embargo, tengo dos quejas importantes:

1) El dispositivo que ya está en México no es LTE. Sí, Samsung traerá la versión LTE en algún momento y entiendo que los procesos internos retrasan estos lanzamiento, pero para los que mueran por tenerlo, no va a ser buena noticia que de entrada su flamante nuevo dispositivo ya esté atrasado una generación en conectividad. ¿Comprarlo ahora o esperar a la versión LTE? Tú decides.

2) Ya lo he comentado: Android Jelly Bean apenas se siente. Fuera del poder crear carpetas de forma nativa y que Google Now existe -aunque un poco escondido-, el OS del Note II bien podría ser una versión anterior y pocos se darían cuenta. Es cuestión personal que algunos compartirán y otros no, pero se extraña sentir más el Android de Google.

Seguiremos utilizándolo, quién sabe qué otros misterios develaremos utilizando el Note II a fondo.



  Comentarios
Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Que dicen

Que dicen


ESMAS y el logotipo de ESMAS son marcas registradas. Derechos Reservados © Comercio Mas, S.A. de C.V. 2014.