¿Dulce o travesura?

  • Por: Ady León |
  • Fuente: Agencias|
  • 2011-10-31
  • Comentarios:
  • TEXTO

Foto:Thinkstock/GettyImages

Las mejores bromas para Halloween

¡Síguenos también en Twitter.com/chicoswaifai 
y en
Twitter.com/adyChicosWaiFai!

Si quieres que todos tus invitados pasen un Halloween de lo más divertido y que uno que otro salte del miedo, checa estas bromas que tengo a continuación para que vayas preparando todo lo necesario para tu tenebrosa Noche de Brujas.

A la Blanca Nieves...
Para este truco debes tener chocolate líquido, ricas manzanas y asquerosas cebollas. Todo esto para dar de postre unas deliciosas manzanas bañadas con chocolate pero será aún más divertido si algún amig@ o familiar se encuentra con una cebolla enchocolatada. El plan funciona así: Agarra una que sepas que es manzana y muérdela. Cuando a ellos les toque la cebolla, te reirás mucho. Eso sí, pon en la canasta sólo una manzana y las demás que sean cebollas; asegúrate de saber muy bien cuál es cuál, no vayas a terminar siendo tú el/la bromead@.

El muerto en vida...
Debes ser muy inteligente para armar este plan; una semana antes de la fiesta ponte de acuerdo con un(a) amig@ para hacer un muñeco (una calavera, un atropeyado o lo que se les ocurra), pónganlo en la entrada de la casa y puedes invitar a algunos que estén el día de tu fiesta un poco antes para que lo vean. El plan funciona así: El día de la fiesta final, un@ de ustedes deberá ponerse el traje del muñeco y cuando pasen tus invitad@s grita fuerte y ¡espántalos! Verás que será muy divertido verles las caras de miedo.

Volteando las cosas...
Si quieres hacer una broma a la persona a la que le pides calaverita, aparta unos dulces que tengas. El plan funciona así: Cuando toques la puerta de una casa, dale los dulces a la persona que te abrió y dile: ¡Qué buen disfraz traes puesto! La mayor recomendación es que salgas como cuete de ahí porque puede ser que te avienten hasta la chancla.

Explotando sangre...
Infla globos para tu fiesta y en algunos, coloca el líquido rojo que más te guste (catsup, agua pintada, refresco). Deben ser muchos globos de color oscuro para que nadie sospeche. No los llenes demasiado. El plan funciona así: A la mitad o casi al final de la fiesta comienza a romper los globos que tú sepas que no tienen nada, así tus amig@s o familiares te seguirán. Lo que sí debes cuidar es la salpicada y los berrinches que algunos harán por cómo quedarán sus disfraces.

Mensaje asustador...
Cuando vayas a casa de algún amig@ o familiar, este susto estará presente mucho después de la fiesta, pero seguro se asustará. El plan funciona así: Entra al baño y si tiene espejo, sopla en él hasta que lo empañes; con el dedo mojado escribe algún mensaje que se te ocurra como: "Te estoy vigilando", "Voltea a tu lado" o cualquiera que se te venga a la mente. Deja que se desempañe para que la próxima vez que alguien se bañe pueda ver el mensaje por el vapor de la regadera.

Ojos flotando...
Cuando sirvas los refrescos pon uvas peladas en los vasos y diles a tus invitados que son ojos de zoombie para darle mejor sabor a la bebida. El plan funciona así:  El chiste es que se los pongas rápido en cuanto los sirvas para que tus invitados se saquen de onda y pongan cara de asco. Si eres más aventad@, consigue ojos de res o de puerco y pónselos en su refresco bajo tu propio riesgo, esperando que te echen el refresco encima.

Linda mascotita...
Si eres niño y quieres asustar a las niñas, lleva en una cajita a una rana o una araña o algo asqueroso para que te acompañe a la fiesta. El plan funciona así: Mientras platicas, diles que tuviste que traer a tu mascota porque no tenías quién te la cuidara. Saca la cajita y muéstrasela a tu acompañante.... ¡saldrá corriendo!

Dulces lombrices...
Coloca en un recipiente no muy abierto, dulces y también ponle fideos de sopa instantánea. El plan funciona así: Cuando lleguen invitados diles: ¿Quieres un dulce...? y cuando metan la mano, termina la frase con ¿...o alguna de mis lombrices? Después de ver su cara de susto-asco, explícales que sólo eran fideos.

Debes tomar en cuenta y recordar que hacer estas bromas es bajo tu propio riesgo y que un buen bromista siempre tiene una buena excusa o una buena ruta de escape. Si te toca ser el bromeado o bromeada, podrás devolverla el próximo año.

  • Artículos
  • Contenidos
    diviértete


    Waifai