La maldición del Oscar (FOTOS)

Carlos Rodríguez | Fuente: esmas.com | 2013-01-17

Siguenos @EsmasCine

Superstición o realidad. Algunas figuras del cine de Hollywood han logrado la ansiada estatuilla que, casi siempre, reconoce toda una trayectoria, pero luego del triunfo pierden el amor o la suerte para elegir proyectos.

La lógica es que ganar un Oscar no es cualquier cosa, debe suponer un alimento sustancioso para el ego; las grandes estrellas viven en un mundo irreal donde todo está a su alcance, condición suficiente para alienar a todo su entorno, quizá de ahí los corazones rotos luego de tener la estatuilla o las pésimas decisiones para proyectos futuros.

Julia Roberts y Sandra Bullock, las reinas indiscutibles de las comedias románticas, ganaron Oscars y después terminaron sus relaciones. Ambas son súper estrellas y, prácticamente, sólo les faltaba tener un Oscar. Julia terminó con Benjamin Bratt y ha sido más discreta desde su gran triunfo con Erin Brokovich en el 2000, se casó y tuvo hijos; Bullock vivió el escrutinio del engaño, aceptado, por su entonces esposo, recién ser considerada la mejor actriz por Un sueño posible; parece que vienen mejores cosas para Bullock.

Otros casos son apresurados. Anna Paquin (El piano), Jennifer Hudson (Dreamgirls), Mira Sorvino (Poderosa afrodita), Halle Berry (Monster?s Ball) y Cuba Gooding Jr. ganaron Oscares pero sus carreras no crecieron de forma adecuada, quizá fue erróneo premiarlos tan pronto. Halle es la única que podría quitarse la etiqueta, su esfuerzo en Cloud Atlas es grande, pero a la crítica no le gustó el film.

El caso de Hilary Swank y Reese Witherspoon es parecido, ambas se divorciaron de sus esposos un año después de ganar el Oscar, en el caso de Swank luego de su segundo Oscar por Golpes del destino.

Witherspoon (Johnny y June) vive lo mismo que Nicole Kidman (Las horas), tras una serie de éxitos consecutivos fueron premiadas pero sus elecciones posteriores han sido poco afortunadas: malas películas, malas críticas y el peso del pasado sobre un presente poco favorecedor: Agua para elefantes, Esto es guerra, La brújula dorada y Trespass son buenos ejemplos de films fallidos.

Llámenle como le llamen, pero un mérito como el Oscar puede ser capitalizado o ser usado en contra.

Relacionados
Comentarios
ME LO DIJO UN PAJARITO...
Encuesta
síguenos
Esmas tu pagina de incio