Kate, un embarazo envuelto en rumores