Rosie Huntington, sexy como siempre