U2, el rock que llegó de Irlanda