Tarabu
    • Jenni Rivera enloquece Arena Monterrey

      Por: | Fuente: |
      TEXTO
      • Jenni Rivera enloquece Arena Monterrey

        Foto: Sitio Oficial

      'La Diva de la Banda' presente ante 11 mil regios

      Jenni Rivera enloqueció este sábado 30 de julio a unos 11 mil regios (cifra oficial), que se dieron cita en la Arena Monterrey para escucharla cantar durante tres horas y 15 minutos, en los que el público no se quería mover de su asiento, aún después de la segunda despedida a las 12:15 de la madrugada.

      Acompañada de su Banda Divina, la cantante apareció en el escenario a las 21:00 horas, con un pantalón tipo jumper en color negro con zapatos tipo botín abiertos de la punta y gorra del mismo color, pero con adornos metálicos en color plata.

      Con la complicidad de su esposo, Esteban Loaiza, quien sólo veía y reía de sus ocurrencias en el escenario que siempre provocaron alaridos del público, Rivera inició su presentación con el tema Mi gusto es, al que siguieron Mi vida loca y La dama divina.

      Después de saludar, "La Diva de la Banda" pidió a su gente que no la hicieran tomar alcohol, ya que tiene un año de ser seria.

      "Ya no me meto en ningún problema, ya casi o me gusta tomar, pero esta vez lo voy a hacer sólo porque estoy en Monterrey, me voy a sacrificar por ustedes", dijo, ante los aplausos y gritos de sus fans entre los que se encontraban hombres y mujeres.

      Antes de cantar Culpable o inocente, Rivera agradeció a su público que la apoye y crea en ella, a pesar de tantas cosas que se han dicho.

      "Gracias de todo corazón a ustedes que siguen creyendo en mí ´culpable o inocente´, porque no soy una diva, ni una ´Dama divina', soy sólo una mujer como todas que comete errores, pero estoy aprendiendo y tratando de ser mejor, muchas gracias por creer en mí y estar esta noche aquí".

      Después de interpretar Culpable o inocente, siguió con No me pregunten por él, Podría volver, Cuánto te debo, Querida socia, Sábanas mojadas, que fue de las primeras que provocaron la locura en la Arena, Chuper amigos, Hacer el amor con otro y Mírame con la que salió del escenario para cambiar de vestuario.

      En la segunda hora de presentación, apareció con un vestido largo en color azul claro con adornos plateados en la parte de abajo y su chal blanco, mientras el mariachi tocaba las primeras notas de Como tu mujer Ni princesa ni esclava y Porque no le calas.

      Esta última, se escuchó al unísono por toda la Arena Monterrey como si fuera un himno para todas las mujeres que se pusieron de pie con bebidas en mano y haciendo ademanes similares a los que hacía la cantante.

      Sin duda, estos temas fueron de los preferidos ya que La gran señora y Ya lo sé desataron la locura con gritos ensordecedores que sólo la gran potencia en la voz de la cantante se escuchaba, este último tema que interpretó nuevamente al final ya que su gente se lo pidió a coro.

      Durante su presentación, además de ramos de flores, la cantante recibió también boxers de algunos hombres, brassieres de mujeres y hasta besos, ya que hubo un afortunado que consiguió que ella se agachara a ras del piso para darle un beso a un fiel fan que traía el nombre de la cantante en su chaleco.

      Jugueteó también con los hombres a quienes les dijo que si se iban 15 minutos con ella, su pareja se podía ir 15 minutos con su esposo y a ver qué pasaba, lo que provocó la risa de Esteban Loaiza.

      Jenni Rivera siempre estuvo complaciente con "su raza" y luego de regresar con su tercer cambio de ropa, ahora con un ajustado vestido negro corto a las rodillas.

      Mientras cantaba temas tan conocidos como Inolvidable, Ahora que estuviste lejos, Los ovarios y De contrabando se subió a las grandes bocinas que estaban a un lado del escenario para acercarse más a la gente, lo que provocó la movilización del personal de su producción para cuidar que no se cayera.

      Finalmente y aunque nadie quería irse, "La Diva de la Banda" se despidió con Mudanzas, pero tuvo que regresar para repetir dos temas más de los ya cantados.

      El último corte fue dedicado a una fiel fan regia que tenía boleto para estar en el concierto, pero que desafortunadamente falleció antes de esta fecha.

      "Estas son historias que conmueven a uno, me dicen que ´La China´ iba a estar hoy aquí, de hecho está aquí porque su espíritu vino a acompañarnos, por eso vamos a darle un fuerte aplauso que se oiga hasta el cielo", sólo en ese momento los gritos y la locura desapareció para unirse todos en un fuerte aplauso.

    • 'La Diva de la Banda' presente ante 11 mil regios

      Jenni Rivera enloqueció este sábado 30 de julio a unos 11 mil regios (cifra oficial), que se dieron cita en la Arena Monterrey para escucharla cantar durante tres horas y 15 minutos, en los que el público no se quería mover de su asiento, aún después de la segunda despedida a las 12:15 de la madrugada.

      Acompañada de su Banda Divina, la cantante apareció en el escenario a las 21:00 horas, con un pantalón tipo jumper en color negro con zapatos tipo botín abiertos de la punta y gorra del mismo color, pero con adornos metálicos en color plata.

      Con la complicidad de su esposo, Esteban Loaiza, quien sólo veía y reía de sus ocurrencias en el escenario que siempre provocaron alaridos del público, Rivera inició su presentación con el tema Mi gusto es, al que siguieron Mi vida loca y La dama divina.

      Después de saludar, "La Diva de la Banda" pidió a su gente que no la hicieran tomar alcohol, ya que tiene un año de ser seria.

      "Ya no me meto en ningún problema, ya casi o me gusta tomar, pero esta vez lo voy a hacer sólo porque estoy en Monterrey, me voy a sacrificar por ustedes", dijo, ante los aplausos y gritos de sus fans entre los que se encontraban hombres y mujeres.

      Antes de cantar Culpable o inocente, Rivera agradeció a su público que la apoye y crea en ella, a pesar de tantas cosas que se han dicho.

      "Gracias de todo corazón a ustedes que siguen creyendo en mí ´culpable o inocente´, porque no soy una diva, ni una ´Dama divina', soy sólo una mujer como todas que comete errores, pero estoy aprendiendo y tratando de ser mejor, muchas gracias por creer en mí y estar esta noche aquí".

      Después de interpretar Culpable o inocente, siguió con No me pregunten por él, Podría volver, Cuánto te debo, Querida socia, Sábanas mojadas, que fue de las primeras que provocaron la locura en la Arena, Chuper amigos, Hacer el amor con otro y Mírame con la que salió del escenario para cambiar de vestuario.

      En la segunda hora de presentación, apareció con un vestido largo en color azul claro con adornos plateados en la parte de abajo y su chal blanco, mientras el mariachi tocaba las primeras notas de Como tu mujer Ni princesa ni esclava y Porque no le calas.

      Esta última, se escuchó al unísono por toda la Arena Monterrey como si fuera un himno para todas las mujeres que se pusieron de pie con bebidas en mano y haciendo ademanes similares a los que hacía la cantante.

      Sin duda, estos temas fueron de los preferidos ya que La gran señora y Ya lo sé desataron la locura con gritos ensordecedores que sólo la gran potencia en la voz de la cantante se escuchaba, este último tema que interpretó nuevamente al final ya que su gente se lo pidió a coro.

      Durante su presentación, además de ramos de flores, la cantante recibió también boxers de algunos hombres, brassieres de mujeres y hasta besos, ya que hubo un afortunado que consiguió que ella se agachara a ras del piso para darle un beso a un fiel fan que traía el nombre de la cantante en su chaleco.

      Jugueteó también con los hombres a quienes les dijo que si se iban 15 minutos con ella, su pareja se podía ir 15 minutos con su esposo y a ver qué pasaba, lo que provocó la risa de Esteban Loaiza.

      Jenni Rivera siempre estuvo complaciente con "su raza" y luego de regresar con su tercer cambio de ropa, ahora con un ajustado vestido negro corto a las rodillas.

      Mientras cantaba temas tan conocidos como Inolvidable, Ahora que estuviste lejos, Los ovarios y De contrabando se subió a las grandes bocinas que estaban a un lado del escenario para acercarse más a la gente, lo que provocó la movilización del personal de su producción para cuidar que no se cayera.

      Finalmente y aunque nadie quería irse, "La Diva de la Banda" se despidió con Mudanzas, pero tuvo que regresar para repetir dos temas más de los ya cantados.

      El último corte fue dedicado a una fiel fan regia que tenía boleto para estar en el concierto, pero que desafortunadamente falleció antes de esta fecha.

      "Estas son historias que conmueven a uno, me dicen que ´La China´ iba a estar hoy aquí, de hecho está aquí porque su espíritu vino a acompañarnos, por eso vamos a darle un fuerte aplauso que se oiga hasta el cielo", sólo en ese momento los gritos y la locura desapareció para unirse todos en un fuerte aplauso.

      Te Recomendamos

      Búsquedas recomendadas

  • LAS + LEÍDAS