Tarabu
    • Miguel Ríos dice bye bye en el Auditorio

      Por: | Fuente: |
      TEXTO

      'Bye Bye Ríos' es la gira de despedida del rockero; cautiva al Auditorio Nacional con sus clásicos

      Una gélida noche en la Ciudad de México fue la encargada de acompañar a Miguel Ríos en su despedida de los escenarios, sin embargo el clima se vio opacado por la calidez con la que el público capitalino le respondió al artista.

      El show inició con "Memorias de la carretera", en la cual el público todavía parecía contagiado con el clima, pero inmediatamente saltó de sus lugares con un clásico: "buenas noches bienvenidos hijos del rock & roll" cantaba enérgicamente Miguel.

      Ya con el público a sus pies Miguel no tuvo más que ofrecer una lluvia de temas que marcaron a una generación y que ahora causan nostalgia. Algunos de sus fans se daban cuenta de que era la última vez que verían a Ríos por lo que a todo pulmón le gritaban "no te vayas"; otra señora muy formalmente vestida fue más emotiva "¿Por qué chingados te vas?".

      El rockero sintió esa despedida del público y sentencio sin pensarlo que México es "el mejor público del mundo" a la vez que éxitos como "Generación al límite", "Raquel es un burdel", "Cosas que debo a Madrid" y "El río" se escuchaban en el Auditorio Nacional.

      Tras "Reina de keroseno", hubo tiempo para recordar a otros rockeros como Charly García, del que interpretó el cover de "Nos siguen pegando abajo".

      "Una noche de verano" parecía terminar con el show, pero el público gritaba "otra otra" y coreaba el "oe oe oe Ríos Ríos" como si de un estadio de futbol se tratara.

      "Son increíbles, no olvidaré esto" sentenciaba Miguel para dar paso a sus más grandes éxitos "Todo a pulmón", "Santa Lucía" y "El blues del autobús", con la que se despidió del Auditorio Nacional.

      Tras su despedida Ríos miró hacia atrás con un dejo de tristeza mientras que algunos fanáticos soltaban unas lágrimas: "Bye bye Ríos".

    • 'Bye Bye Ríos' es la gira de despedida del rockero; cautiva al Auditorio Nacional con sus clásicos

      Una gélida noche en la Ciudad de México fue la encargada de acompañar a Miguel Ríos en su despedida de los escenarios, sin embargo el clima se vio opacado por la calidez con la que el público capitalino le respondió al artista.

      El show inició con "Memorias de la carretera", en la cual el público todavía parecía contagiado con el clima, pero inmediatamente saltó de sus lugares con un clásico: "buenas noches bienvenidos hijos del rock & roll" cantaba enérgicamente Miguel.

      Ya con el público a sus pies Miguel no tuvo más que ofrecer una lluvia de temas que marcaron a una generación y que ahora causan nostalgia. Algunos de sus fans se daban cuenta de que era la última vez que verían a Ríos por lo que a todo pulmón le gritaban "no te vayas"; otra señora muy formalmente vestida fue más emotiva "¿Por qué chingados te vas?".

      El rockero sintió esa despedida del público y sentencio sin pensarlo que México es "el mejor público del mundo" a la vez que éxitos como "Generación al límite", "Raquel es un burdel", "Cosas que debo a Madrid" y "El río" se escuchaban en el Auditorio Nacional.

      Tras "Reina de keroseno", hubo tiempo para recordar a otros rockeros como Charly García, del que interpretó el cover de "Nos siguen pegando abajo".

      "Una noche de verano" parecía terminar con el show, pero el público gritaba "otra otra" y coreaba el "oe oe oe Ríos Ríos" como si de un estadio de futbol se tratara.

      "Son increíbles, no olvidaré esto" sentenciaba Miguel para dar paso a sus más grandes éxitos "Todo a pulmón", "Santa Lucía" y "El blues del autobús", con la que se despidió del Auditorio Nacional.

      Tras su despedida Ríos miró hacia atrás con un dejo de tristeza mientras que algunos fanáticos soltaban unas lágrimas: "Bye bye Ríos".

      Te Recomendamos

      Búsquedas recomendadas

  • LAS + LEÍDAS