Tarabu
    • ESPECIAL: Música y sexo, combinación pop

      Por: | Fuente: |
      TEXTO

      Los artistas han usado el sexo como parte fundamental de sus campañas para vender

      Recuerda que puedes comentar esta, y otras notas, en nuestra página de Facebook.

      ¿Es bueno o malo usar tu cuerpo como mecanismo de venta si eres un cantante?, la ética musical no nos permite contestar esta pregunta, lo que sí podemos hacer es señalar que son varios los músicos que usan el sexo para vender su música, y sobre todo, para hacernos parte de su mercadotecnia.

      Las fanáticas de One Direction, Justin Bieber o incluso The Wanted, han sido cautivadas no sólo por los sonidos pop que ellos generan, sino también por la belleza física de los chicos. Pero los caballeros no son los únicos que la usan, Lady Gaga, Katy Perry y Rihanna usan incluso sus redes sociales para seducir.

      El pop ha generado millones de copias vendidas en el mundo, con sus portadas sugerentes y con alto contenido erótico han formulado una secuencia de ganancias que es ayudada principalmente por el sexo. Sin duda una herramienta que también se usa en otros géneros, confirmando la primicia de que "el que no enseña no vende".

      Personalidades como Lady Gaga se apoyan enteramente en mostrar sus atributos de forma muy bizarra, extravagante y "original", y antes que ella, otros tantos, algunos incluso de otros género, así como Marilyn Manson, con movimientos sensuales y extravagantes. Prince, Nicki Minaj, Madonna, todos parte de una cadena de historia musical que nos ha traído a lo sensual.

      ¿Cuál es entonces la diferencia entre artistas serios como Rihanna (que pone fotos de ella desnuda en Twitter) y aquellos que promueven "lo vulgar" como el reggeton?, tachar a una parte de la música como "sucia" por sus letras llenas de erotismo nos debería dar la clave para hacerlo también con los músicos que usan la sensualidad para enseñar su obra.

      No me entiendan mal, este texto es simplemente una reflexión sobre los cambios musicales, no busca juzgar lo que se debe o no hacer para vender. Hace unos días, Demi Lovato criticaba en Twitter el hecho de que los medios sólo hablaran de la vida personal de los famosos y no de su trabajo, pero con todo el respeto que ella se merece, de qué se puede hablar si ellos mismo promueven la mezcla de ambos mundos.

      Madonna odia que le tomen fotografías cuando sale, pero en medios "serios" de Inglaterra dice hasta lo que no queremos saber sobre sus posiciones sexuales favoritas. Demi Lovato critica a los medios, pero sale con un bikini ajustado a la playa que en el momento menos pensado le falla y deja al descubierto sus cualidades físicas.

      La industria discográfica invierte millones de dólares para vender, en los últimos años ha sufrido varias bajas con la nueva tecnología, celulares que descargan las canciones sin pagar un sólo centavo, por ello, los músicos deben convertirse en súper estrellas para poder seguir vendiendo, y es que de lo contrario a nadie le interesaría pagar más de 150 pesos por uno de sus discos.

      También nos puedes encontrar en Twitter @Esmas_Musica

      Reflexionemos sobre los pros y los contras de los cantantes que usan su cuerpo como gancho para vender, ¿nos gusta más verlos que escucharlos?, ¿cuál es el verdadero límite entre vender y crear?

    • Los artistas han usado el sexo como parte fundamental de sus campañas para vender

      Recuerda que puedes comentar esta, y otras notas, en nuestra página de Facebook.

      ¿Es bueno o malo usar tu cuerpo como mecanismo de venta si eres un cantante?, la ética musical no nos permite contestar esta pregunta, lo que sí podemos hacer es señalar que son varios los músicos que usan el sexo para vender su música, y sobre todo, para hacernos parte de su mercadotecnia.

      Las fanáticas de One Direction, Justin Bieber o incluso The Wanted, han sido cautivadas no sólo por los sonidos pop que ellos generan, sino también por la belleza física de los chicos. Pero los caballeros no son los únicos que la usan, Lady Gaga, Katy Perry y Rihanna usan incluso sus redes sociales para seducir.

      El pop ha generado millones de copias vendidas en el mundo, con sus portadas sugerentes y con alto contenido erótico han formulado una secuencia de ganancias que es ayudada principalmente por el sexo. Sin duda una herramienta que también se usa en otros géneros, confirmando la primicia de que "el que no enseña no vende".

      Personalidades como Lady Gaga se apoyan enteramente en mostrar sus atributos de forma muy bizarra, extravagante y "original", y antes que ella, otros tantos, algunos incluso de otros género, así como Marilyn Manson, con movimientos sensuales y extravagantes. Prince, Nicki Minaj, Madonna, todos parte de una cadena de historia musical que nos ha traído a lo sensual.

      ¿Cuál es entonces la diferencia entre artistas serios como Rihanna (que pone fotos de ella desnuda en Twitter) y aquellos que promueven "lo vulgar" como el reggeton?, tachar a una parte de la música como "sucia" por sus letras llenas de erotismo nos debería dar la clave para hacerlo también con los músicos que usan la sensualidad para enseñar su obra.

      No me entiendan mal, este texto es simplemente una reflexión sobre los cambios musicales, no busca juzgar lo que se debe o no hacer para vender. Hace unos días, Demi Lovato criticaba en Twitter el hecho de que los medios sólo hablaran de la vida personal de los famosos y no de su trabajo, pero con todo el respeto que ella se merece, de qué se puede hablar si ellos mismo promueven la mezcla de ambos mundos.

      Madonna odia que le tomen fotografías cuando sale, pero en medios "serios" de Inglaterra dice hasta lo que no queremos saber sobre sus posiciones sexuales favoritas. Demi Lovato critica a los medios, pero sale con un bikini ajustado a la playa que en el momento menos pensado le falla y deja al descubierto sus cualidades físicas.

      La industria discográfica invierte millones de dólares para vender, en los últimos años ha sufrido varias bajas con la nueva tecnología, celulares que descargan las canciones sin pagar un sólo centavo, por ello, los músicos deben convertirse en súper estrellas para poder seguir vendiendo, y es que de lo contrario a nadie le interesaría pagar más de 150 pesos por uno de sus discos.

      También nos puedes encontrar en Twitter @Esmas_Musica

      Reflexionemos sobre los pros y los contras de los cantantes que usan su cuerpo como gancho para vender, ¿nos gusta más verlos que escucharlos?, ¿cuál es el verdadero límite entre vender y crear?

      Te Recomendamos

      Búsquedas recomendadas

  • LAS + LEÍDAS