CONSTRUCCION DEL ESTADIO AZTECA
Y COMENZO A ESCRIBIRSE LA HISTORIA EN SANTA URSULA
Compartir
Visitas:
por:Lety Castillo
Fuente: Estadio Azteca
 

El Arq. Pedro Ramírez Vázquez junto con el Arq. Rafael Mijares, fueron responsables de realizar el proyecto y dirigir la construcción del estadio, obra que duró aproximadamente cuatro años y que involucró a cientos de personas que participaron en la visita a los escenarios futbolísticos más famosos del mundo, los más funcionales y bellos de las ciudades de Buenos Aires, Madrid, Roma, Florencia, París, Londres, Moscú y Varsovia, que eran en 1961 lo mejor de la orbe en cuanto a visibilidad y belleza arquitectónica, con la finalidad de reunir las mejores características y erigir el mejor.

No fue tarea fácil planificar y ejecutar su compleja arquitectura, la zona de la construcción estaba invadida por la roca que dejó la erupción del volcán Xitle y una gigantesca masa de piedra llena de fumarolas extinguidas que impedía cimentar sobre ella la estructura del estadio, por lo que arquitectos e ingenieros encargados de la obra, optaron por volar el área rocosa hasta llegar a una superficie firme sobre la cual construir.

En agosto de 1962 se desalojaron 180 millones de kilos de roca del extinto volcán, de una superficie de 63,590 metros cuadrados.

Una vez modificada la topografía del terreno, en enero de 1963, se hicieron las pruebas de cimentación, a través de perforaciones y el estudio exacto de la mecánica del subsuelo, a cargo del maestro sueco Per Anders Hedar, auxiliado por un equipo especializado .

Diez arquitectos, treinta y cuatro ingenieros, quince técnicos y ochocientos obreros de todas las especialidades y categorías, trabajaron durante la construcción del inmueble.

El Estadio Azteca es una obra llena de orgullo para todos los que en ella intervinieron durante siete millones de horas-hombre.

El esfuerzo unido de todos esos hombres utilizó acertadamente 8,000 toneladas de varilla de alta resistencia para la estructura de concreto y       1, 200 toneladas de acero laminado en perfil para la construcción de la cubierta.

El peso aproximado del concreto empleado para la construcción del estadio es de 100,000 toneladas.

La cancha del estadio se encuentra a 9.50 metros por debajo del nivel de la calle y cuenta con un sistema de drenaje excepcional, de tal manera que evita encharcamientos y permite jugar minutos después de haber terminado una tormenta.

Las medidas de la cancha son de 68 mts. de ancho por 105 mts. de largo, como lo establece la FIFA. 

La posición de la cancha señala una orientación del paso del sol durante los partidos diurnos, de oriente a poniente, para evitar desventaja a los equipos.

El estadio por su gran magnitud y capacidad es considerado como uno de los más importantes a nivel mundial, actualmente tiene capacidad para 105,000 espectadores cómodamente sentados; además de una zona especial para personas con discapacidad y un restaurante,así como estacionamiento general.

El sistema de iluminación con que cuenta actualmente el estadio, es uno de los más modernos en el mundo, es el mismo que con gran éxito se está empleando actualmente en Europa y garantiza juegos nocturnos de perfecta visibilidad.

Sus torres y el techo, único en su género, dieron el toque final a este gran estadio. Para el Mundial de 1986, con la inversión de varios cientos de millones de pesos, el Azteca cumplió con los requerimientos de FIFA, cuyos directivos pidieron se integrara un palco para dicha federación, además lugares para prensa nacional, internacional y televisión, mayor número de butacas, medidas de seguridad para el ingreso y desalojo de aficionados, área de estacionamiento, muralla protectora alrededor del estadio, puertas de seguridad para ingresar a la cancha, en fin, una remodelación total que revalida el título de ser uno de los mejores del mundo.

Además cuenta con comodidades tanto para el público como para los jugadores, algunas que podemos mencionar son: 

 

  • Accesos y salidas al estadio por vías rápidas.
  • Máxima visibilidad a la cancha desde cualquier punto de palcos, plateas o gradas, de día y de noche 
  • Instalaciones dotadas de las máximas facilidades y servicios para entrenadores y jugadores.
  • Cuenta con 856 palcos privados en forma de balcones independientes a la cancha, con gran visibilidad por su relación de altura y distancia con respecto al césped y con un antepalco con sanitario propio y estacionamiento interno para dichos palcos 

 

El tiempo para desalojar por completo el estadio es de 18 minutos.

Si requieres mayor información acerca de las diferentes características y/o servicios que te brinda el estadio, puedes consultarla en el menú de esta página.