Todo sobre tu base de maquillaje

Por Beatriz Portuguez | 2011-12-13 23:15
Base de maquillaje
Foto: Thinkstock/GettyImages

Elegir la base adecuada para ti no es una ciencia oculta. Sólo debes fijarte bien que sea la adecuada para tu tipo y tono de piel. Sigue al pie de la letra estos consejos y te garantizamos que lo lograrás.

 

1) Bases líquidas o en crema

Diseñadas para conseguir un acabado radiante, las bases de maquillaje líquidas o en crema son las más indicadas para ofrecer diversos niveles de cobertura. Aquellas que dan un acabado luminoso a la piel tienen una estupenda tecnología sin embargo, se recomienda aplicarlas sobre pieles sin  imperfecciones, ya que las partículas luminosas suelen resaltar los defectos. Para evitarlo, los expertos recomiendan aplicar antes un corrector  en crema o líquido sobre las ojeras o granitos para lograr un acabado uniforme.

Si deseas que cualquier base líquida se funda naturalmente sobre tu cutis es importante que antes de aplicarla, la calientes ligeramente entre las yemas de tus dedos. ¡Es un truco estupendo a los que recurren casi todos los maquilladores artísticos! Si lo que deseas es conseguir una cobertura más natural o ligera, entonces distribúyela con una esponja sintética o con una brocha. Las bases en crema suelen ser ofrecer un tono más uniforme, de mayor cobertura y se recomiendan para con signos de la edad como finas arrugas o manchas oscuras. Se aplican con una esponja y se pueden definir o sellar el acabado presionando por encima un pañuelo desechable o hojas de papel arroz.

Recomendamos: si buscas una base líquida, no dejes de probar Infalible Makeup 16H, de L'Oréal Paris, que resiste a los signos de fatiga y se mantiene perfecta durante 16 horas. También puedes probar Visible Lift de L'Oréal Paris, sobre todo si tienes más de 35 años, ya que es una base que contiene un sérum anti-arrugas. Si prefieres una en crema, tu mejor aliado será Matte Morphose de L'Oréal Paris, un maquillaje con una textura soufflé prodigiosa.

 

2) En polvo

La tendencia en el desarrollo de las bases en polvo está dirigida en poner en nuestras manos texturas que otorgan un acabado mate y que además, cuentan con partículas que absorben el exceso de oleosidad muy común de las pieles grasas. De igual manera, las pieles normales o secas también pueden aprovechar sus estupendos acabados mate o satinados siempre y cuando antes de aplicar la base en polvo no se sature el rostro con humectante ya que de otra manera, el polvo lo absorberá y se conseguirá un acabado de poca duración. ¿Cómo aplicarla? Bastará con situarla con una esponja sintética de maquillaje que deberá presionarse levemente sobre la piel o bien, con una brocha gruesa depositando los polvos con movimientos suaves y ascendentes.

Recomendamos: prueba Accord Parfait Minéral, una base de maquillaje cubriente hecha a base de polvo mineral.

185
Comentarios